Menú

Preparación de la entrevista de trabajo

audit © Endostock | Dreamstime.com

Si le convocan para una entrevista de trabajo es que hasta ahora lo ha hecho todo correctamente. Para que la entrevista de trabajo sea un éxito, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

Informarse sobre la empresa
Es imprescindible informarse a fondo sobre la empresa que podría contratarle. Para ello puede, por ejemplo, visitar la página web de la empresa. Tampoco es una mala idea buscar información reciente mediante motores de búsqueda o servicios de noticias especializados. Durante el proceso de investigación debería fijarse en los problemas y proyectos actuales de la empresa en los que podría aportar algo.

Cuidar la vestimenta
El entorno del futuro lugar de trabajo es decisivo cuando se trata de elegir la vestimenta.
Naturalmente, la ropa debe estar limpia y cuidada, y uno debe sentirse bien llevándola. En el sector de los servicios financieros (bancos, aseguradoras, consultorías) es recomendable lucir ropa conservadora (traje o traje de chaqueta con falda o pantalón).

Llegar con tiempo
El día de la entrevista de trabajo no debe ser impuntual. Una buena planificación del trayecto y un margen de tiempo generoso deberían bastar para eludir casi cualquier eventualidad que pudiera surgir. A este respecto, piense que puede haber retrasos debidos a atascos, trenes poco puntuales, largos recorridos dentro del recinto de la empresa o, en determinados sectores, controles de seguridad.
Si la entrevista de trabajo va a celebrarse a primera hora de la mañana, podría, por ejemplo, viajar el día anterior y dormir en un hotel.

Llevar consigo la documentación
Lo que sin falta debería llevar consigo a la entrevista de trabajo es el anuncio del puesto de trabajo, una copia de su solicitud y la invitación para la entrevista. En todo caso, también hay que llevar una copia certificada de todos los títulos y referencias que se han mencionado en la solicitud del puesto de trabajo, y que quizás solo había adjuntado como copias simples.

La entrevista de trabajo

Usted no puede estar preparado para todo, ni tiene por qué estarlo. Pero sí que debe contar con ciertos elementos que son habituales en Alemania.

Preguntas sobre el currículum
Si en su currículum hay lagunas, debería poder justificarlas.

El lema que vale es ser sincero. Lo mismo ocurre en el caso de estudios universitarios prolongados. Si ha realizado actividades voluntarias no remuneradas, puede que sea algo positivo en determinadas circunstancias.
Para empezar la entrevista es bueno presentar el currículum de forma breve. Todavía mejor si, al hacerlo, puede aprovechar para introducir de pasada su interés por el puesto que le ofrecen. En cualquier caso, durante la entrevista se debe poder percibir que está muy interesado en el puesto.

Es muy posible que durante la entrevista deba presentarse a sí mismo y a su currículum con un PowerPoint o con ayuda de una pizarra de papel, aunque normalmente esto se le comunicará con anterioridad. En tal caso, la presentación debería contener los puntos esenciales del currículum.

Expectativas ante el puesto
¿Cómo se ha preparado para la entrevista de trabajo? Ante esta pregunta, demuestre que ha recabado información sobre la empresa y vincule sus expectativas a los hechos sobre los que haya investigado.

Preguntas sobre capacidades e intereses
Esté preparado para que le pregunten por sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Evite mencionar puntos débiles que también se pudieran interpretar como puntos fuertes, como por ejemplo, ser impaciente o perfeccionista. Lo mejor es que sea sincero, resalte sus puntos débiles pero sin pasarse, y contraponga siempre un punto débil con un punto fuerte. Lo mismo es aplicable a la pregunta acerca de sus éxitos y sus fracasos. Escoja los éxitos que tengan algo que ver con su futuro trabajo. En cuanto a los fracasos, siempre puede desviar un poco el tema, pero en todo caso deberían tener conexión con el trabajo y mostrar que ha aprendido de ellos.

Expectativas salariales
Antes de la entrevista, entérese de cuál es el nivel salarial habitual en el sector para el puesto de trabajo al que aspira. No saque usted el tema del sueldo; es probable que lo aborde la persona que le está entrevistando.

Si le preguntan, debe poder poner sobre la mesa un salario orientativo y defenderlo. En estos casos siempre se habla de salario bruto anual. Remítase a sus cualificaciones, motivación y experiencia laboral. Si le ofrecen una cifra algo inferior, puede negociar, pero no insista en ganar mucho más. Tras un período de prueba o, como mucho, tras un año, seguramente tendrá la oportunidad de volver sobre el tema.

Centro de evaluación

Tras la entrevista de trabajo, muchas grandes empresa intentan descubrir por medio de métodos y pruebas de selección, hasta qué punto el candidato está efectivamente cualificado para el puesto. El centro de evaluación como prueba de selección es un fenómeno relativamente nuevo en Alemania. Cuanto más arriba esté el puesto al que aspira dentro de la empresa, mayor posibilidad hay de que deba pasar esta prueba.

Se puede decir que, normalmente, un centro de evaluación dura entre 1 y 2 días, y en él participan unas 8 o 12 personas. En análisis sistemáticos, los candidatos deben demostrar sus cualificaciones en distintas situaciones. Ya sea por medio de grupos de discusión, juegos de rol, presentaciones, estudios de caso u otros métodos, constantemente se pone a prueba y valora a los candidatos. Los principales elementos de valoración son la personalidad, el comportamiento, la competencia social, la motivación y la capacidad de pensar de forma analítica y a largo plazo.

La razón de ser de los centros de evaluación es que la empresa puede valorarle en un entorno en el que se relaciona con personas y bajo presión. Pero aquí tampoco hay que tener miedo: considere el centro de evaluación simplemente como un taller agotador en el que también puede pasarlo bien.

Preparación de la entrevista de trabajo

Si le convocan para una entrevista de trabajo es que hasta ahora lo ha hecho todo correctamente. Para que la entrevista de trabajo sea un éxito, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

 

Informarse sobre la empresa
Es imprescindible informarse a fondo sobre la empresa que podría contratarle. Para ello puede, por ejemplo, visitar la página web de la empresa. Tampoco es una mala idea buscar información reciente mediante motores de búsqueda o servicios de noticias especializados. Durante el proceso de investigación debería fijarse en los problemas y proyectos actuales de la empresa en los que podría aportar algo.


Cuidar la vestimenta
El entorno del futuro lugar de trabajo es decisivo cuando se trata de elegir la vestimenta.
Naturalmente, la ropa debe estar limpia y cuidada, y uno debe sentirse bien llevándola. En el sector de los servicios financieros (bancos, aseguradoras, consultorías) es recomendable lucir ropa conservadora (traje o traje de chaqueta con falda o pantalón).

 

Llegar con tiempo
El día de la entrevista de trabajo no debe ser impuntual. Una buena planificación del trayecto y un margen de tiempo generoso deberían bastar para eludir casi cualquier eventualidad que pudiera surgir. A este respecto, piense que puede haber retrasos debidos a atascos, trenes poco puntuales, largos recorridos dentro del recinto de la empresa o, en determinados sectores, controles de seguridad.
Si la entrevista de trabajo va a celebrarse a primera hora de la mañana, podría, por ejemplo, viajar el día anterior y dormir en un hotel.


Llevar consigo la documentación

Lo que sin falta debería llevar consigo a la entrevista de trabajo es el anuncio del puesto de trabajo, una copia de su solicitud y la invitación para la entrevista. En todo caso, también hay que llevar una copia certificada de todos los títulos y referencias que se han mencionado en la solicitud del puesto de trabajo, y que quizás solo había adjuntado como copias simples.