Menú

Contrato de trabajo

BUSINESS HANDSHAKE © Atee83 | Dreamstime.com

¡Por fin! Sus esfuerzos han merecido la pena: ya tiene el trabajo en el bolsillo.

El contrato de trabajo sella su relación laboral y contiene las principales condiciones de su actividad. Por este motivo deberá leerlo atentamente y no avergonzarse de hacer preguntas antes de firmarlo. Un contrato de trabajo no tiene que ajustarse a ningún formato determinado; no obstante, en Alemania debe contener siempre las condiciones mínimas vigentes.

Uno de los puntos más importantes para usted es la determinación de su salario. A este respecto, es esencial que no solo se estipule el sueldo acordado, sino también una posible subida del mismo al término del periodo de prueba. Además debe establecerse cuál será la forma de pago.

Otro punto importante es la definición de sus tareas, su puesto en la empresa, el inicio de la relación laboral y la determinación de su lugar de trabajo. Preste especial atención a dicha definición de sus tareas: cuanto más imprecisa sea, más variadas serán las labores que podrán encomendarle. Por el contrario, cuanto más delimitados estén su puesto y su actividad laboral, antes podrá rechazar aquellas tareas que no se correspondan con su cualificación o que estén peor pagadas.

En el contrato de trabajo deberán especificarse también la fecha de incorporación a la empresa y la duración del periodo de prueba. Por lo general, en Alemania, los tres primeros meses de trabajo cuentan como periodo de prueba; la duración máxima de este periodo es de seis meses en total. Durante ese tiempo, cualquiera de las dos partes puede rescindir la relación laboral con un plazo de dos semanas de preaviso. Una vez finalizado el periodo de prueba podrá rescindir el contrato, respetando el plazo de preaviso acordado en el mismo, sin necesidad de alegar ningún motivo. Por el contrario, el empresario sí deberá fundamentar la rescisión si usted lleva ya seis meses o más contratado. Pasados estos seis meses, en aquellas empresas con más de cinco empleados fijos a tiempo completo se aplica la protección alemana contra el despido, independientemente del periodo de prueba. Encontrará más información sobre la ley de protección contra el despido en www.bmas.de.

El empresario solo podrá rescindir la relación laboral si existen motivos de peso para ello.

Atención: el empresario podrá rescindir el contrato sin preaviso (despido extraordinario). Sin embargo, para poder aplicar dicho despido extraordinario hay que superar en Alemania barreras legales de importancia. Sólo en el caso de que el empleado haya cometido una falta grave y tras la correspondiente advertencia, el empresario podrá despedirle sin preaviso. Un motivo para ello sería, por ejemplo, el robo de propiedades de la empresa. Por otro lado, si su contrato es por tiempo limitado, su trabajo terminará automáticamente una vez transcurrido el periodo estipulado. Durante el periodo de vigencia de un contrato temporal, solo usted tiene la posibilidad de rescindirlo de forma ordinaria y el plazo de su actividad laboral debe fijarse igualmente en el contrato de trabajo. Decisivo es también determinar el horario de trabajo semanal y la remuneración de las horas extra, ya que este punto puede constituir un posible foco de conflictos. Observe en qué medida deben prestarse horas extra y qué suplementos está dispuesto a pagar por ello el empresario. La legislación laboral limita el número máximo permitido de horas de trabajo a un total de diez al día.

En Alemania, el descanso también forma parte de su actividad y debe quedar recogido en el contrato. Por ley tiene derecho a 24 días laborables de vacaciones tras un periodo de espera de seis meses. Si no pudiera disfrutar de ese tiempo en el mismo año porque, por ejemplo, ha comenzado a trabajar a principios de septiembre, tiene derecho a unas vacaciones parciales: por cada mes le correspondería una duodécima parte de las vacaciones anuales. Si no pudiera disfrutar de sus días de vacaciones, estos caducarán en una fecha previamente acordada del año siguiente.

Además, en Alemania también es posible que las empresas estén sujetas a convenios colectivos.

El convenio colectivo regula salarios, jornadas laborales y otras condiciones laborales de los empleados de un sector o de una empresa. La cuantía de las remuneraciones y la duración de la jornada de trabajo solo pueden regularse en estos convenios:  un convenio cerrado tiene un efecto vinculante equiparable al de una ley.

El lenguaje de los contratos en Alemania no siempre es sencillo.

En caso de duda lo mejor es volver a preguntar o, si se trata de documentos más largos y complejos, y siempre que sea necesario, solicitar el asesoramiento de un abogado para que compruebe la legalidad de las cláusulas de su contrato.

Pero no se preocupe: la mayoría de las grandes empresas cuenta con departamentos legales propios dedicados en especial a la redacción de contratos de trabajo que solo en casos excepcionales contienen cláusulas contrarias a las leyes. Las empresas de menor tamaño suelen recurrir a contratos laborales estándar que luego adaptan en las mismas. También en estos casos es poco común encontrar cláusulas ilegales.