www.trabajar-en-hessen.es

Seguro médico

© Roger Richter, Wiesbaden
Alemania dispone de uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, que ofrece a sus ciudadanos un seguro médico completo y universal. Aproximadamente, el 85% de la población está cubierto por el seguro médico público, mientras que el resto utiliza la opción del seguro privado.
www.trabajar-en-hessen.es

Seguro médico obligatorio

La mayoría de los alemanes cuenta con el seguro médico obligatorio, o GKV (por las siglas en alemán). Los trabajadores con ingresos brutos por debajo de los 52.200 euros al año o de los 4.350 euros al mes están obligados a integrarse en el GKV. Actualmente, la cuota mensual es del 15,5% de los ingresos brutos, siendo la cuota máxima de 610 euros al mes. El trabajador paga el 53% de la cuota mensual, y del pago del 47% restante se encarga el empresario. Aun cuando sus ingresos brutos anuales superen ampliamente la cifra de 52.200 euros, los importes de las cuotas no cambian. Esta es una de las ventajas del sistema alemán. Los estudiantes también están obligados a tener un seguro médico, pero solo pagan una cuota mensual de 77 euros.

Una vez cada trimestre, los pacientes deben pagar una tasa de 10 euros la primera vez que acudan a la consulta de un médico o dentista. Además, también hay que pagar entre 5 y 10 euros por receta para medicamentos, y 10 euros diarios durante los primeros 28 días de estancia en un hospital (en caso de que esté ingresado debido a un accidente, esta tasa no se paga).

La ventaja más importante del GKV es que los parientes que no trabajan (por ejemplo, cónyuge o hijos) y que tengan el mismo domicilio en Alemania estarán asegurados sin coste adicional. Muchas personas que están aseguradas mediante el GKV contratan además seguros privados adicionales que cubren también los costes de, por ejemplo, tratamientos homeopáticos y alternativos o habitación individual en el hospital, y que ofrecen mayores coberturas en los tratamientos dentales. 

Todos los proveedores de GKV en Alemania son corporaciones de titularidad pública que se autogestionan y garantizan el seguro médico obligatorio. Algunas son grandes sociedades con millones de miembros, como AOK, BEK o DAK; otras solo tienen unos pocos miles, como muchas de las cajas de seguro gremial (IKK, por sus siglas en alemán) o las cajas de seguro de empresa (BKK, por sus siglas en alemán). Sin embargo, eso no significa que las prestaciones básicas sean distintas, pues todos los proveedores del GKV deben cumplir las disposiciones legales. Si su seguro médico obligatorio le aumenta las cuotas, puede rescindir su pertenencia al mismo en un período de dos meses y pasarse a otro seguro médico. El período mínimo de pertenencia es de 18 meses.

www.trabajar-en-hessen.es

Seguro médico privado

Si sus ingresos brutos son superiores a 52.200 euros puede contratar un seguro privado. Existen unas 50 empresas aseguradoras alemanas que ofrecen distintos servicios. Las cuotas están en función de las prestaciones que seleccione, la edad, el sexo y las posibles enfermedades previas.

Por lo general, las cantidades que los mayores de 40 años pagan por los seguros privados son más altas que las del seguro obligatorio (sin embargo, puede rebajar las cuotas si opta por un copago más elevado). En cualquier caso, tenga en cuenta que deberá pagarse una cuota por cada uno de los miembros de la familia, al contrario de lo que ocurre con el sistema público, en el que todos los parientes inactivos están también cubiertos por el seguro. Las cuotas irán aumentando con el tiempo para ajustarse a la realidad. El importe inicial de los pagos se determina en función de su edad de ingreso. 

Los seguros médicos privados se hacen cargo de los costes de una serie de tratamientos médicos y dentales en Alemania y también en el extranjero. Si dispone de un seguro médico privado, tendrá un tratamiento preferente en el médico o el dentista, que le dedicará más tiempo y además podrá concertar una visita más rápidamente. Hasta cierto punto, los hospitales y médicos dependen de los pacientes privados para aumentar sus ingresos y, por ese motivo, son bienvenidos. 

www.trabajar-en-hessen.es

Seguro médico en el extranjero

El seguro médico público tiene unas prestaciones limitadas en el caso de viajes dentro de la Unión Europea. Si necesitara asistencia médica durante un viaje al extranjero dentro de la Unión Europea, primero debería pagar usted los gastos que se generaran y, luego, rellenar los correspondientes formularios de la UE para que el seguro médico alemán le reembolsara los gastos. En ese caso, la cuantía de la devolución se corresponderá con lo que hubiera costado el mismo tratamiento de haber sido prestado por su seguro médico en Alemania, lo cual a veces puede suponer solo una parte del coste en el extranjero. Por eso, si planea realizar un viaje al extranjero dentro o fuera de la Unión Europea, es recomendable que antes de partir contrate un seguro médico para el extranjero. Al hacerlo, debe tener en cuenta que algunos seguros no incluyen el transporte médico de regreso a Alemania. Es importante por ello que lea la letra pequeña con atención. Si está asegurado con una empresa de seguros privada, allí le informarán de los servicios a los que puede recurrir en el extranjero.

www.trabajar-en-hessen.es

Subsidio por enfermedad

Si se pone gravemente enfermo, el empresario le seguirá pagando su salario completo normalmente durante seis semanas. Después de ese período, el seguro médico le pagará un subsidio por enfermedad con un importe máximo de 2.340 euros mensuales y durante un máximo de 78 semanas. En caso de que su salario sea superior a dicho importe máximo, es recomendable disponer de alguno de los seguros adicionales para subsidios por enfermedad que hay disponibles por una cuota asequible. Esto es especialmente importante si sus gastos son superiores a 2.340 euros mensuales. Así, cuando contrate un seguro médico privado, también debería considerar un seguro de subsidio por enfermedad adecuado. Además, tenga claro que ni el seguro médico público ni el privado cubren afecciones de salud permanentes.

www.trabajar-en-hessen.es

Tratamientos odontológicos

La asistencia odontológica en Alemania es muy buena. En el caso de tratamientos odontológicos amplios, como puentes, coronas u ortopedia maxilar, debe pedir que le hagan un plan de costes y tratamiento, y luego presentarlo a su aseguradora antes de empezar el tratamiento para que esta lo autorice. Si tiene dudas sobre una propuesta de tratamiento debería pedir una segunda opinión. Los asegurados con el GKV deben asumir entre un 50% y un 100% de los costes odontológicos si no disponen de un seguro privado adicional. Puede ocurrir que el seguro no se haga cargo del tratamiento de enfermedades ya declaradas antes de contratar el seguro, o que el seguro no entre en vigor hasta que no haya transcurrido un plazo de seis meses. En todo caso, los seguros médicos privados cubren hasta un 80% del coste de los tratamientos odontológicos.

www.trabajar-en-hessen.es

La visita al médico

Una vez se haya decidido por un seguro médico, recibirá automáticamente una tarjeta de asegurado que debe firmar de inmediato en la parte posterior. Una vez al trimestre deberá abonar un canon de 10 euros en la primera visita al médico o al dentista. Los reconocimientos médicos preventivos están excluidos de este pago, igual que los tratamientos de los niños. Sin embargo, el canon sí que se aplica a las visitas de urgencias. Guarde bien el comprobante de pago del canon por las consultas; de lo contrario, puede que deba volver a pagar en las siguientes visitas al médico. El empresario está legalmente obligado a liberarlo de sus obligaciones en caso de enfermedad para que pueda acudir al médico.

www.trabajar-en-hessen.es

Cómo escoger un médico

Aunque la mayoría de pacientes escoge médicos que pasen consulta cerca de su casa o de su lugar de trabajo, es útil pedir a amigos y conocidos que le recomienden a alguien, ya que la personalidad y la manera de trabajar de los médicos pueden ser muy distintas. Tenga presente que, en el sistema alemán, no tendrá asignado un único médico. Si no está satisfecho, puede cambiar de médico en cualquier momento, así como tratarse de una misma enfermedad con otro médico, si considera que el tratamiento del primero es inadecuado. 

En la mayoría de los problemas de salud es recomendable citarse primero con el médico de familia, y luego acudir al especialista, en caso de que su médico de cabecera lo considere conveniente. Si es así, le derivarán al especialista y, en muchos casos, también le recomendarán a alguno para su problema en particular. Algunos médicos tratan exclusivamente a pacientes privados. Esto significa que, como paciente del seguro público, deberá prescindir de sus servicios o pagar todo el tratamiento de su bolsillo.

www.trabajar-en-hessen.es

Tratamiento fuera del horario de consulta

Si necesita asistencia médica fuera de los horarios de consulta, primero debería llamar a su médico de cabecera: a veces el contestador automático le informará de cómo localizarle. Si no consigue dar con él, póngase en contacto con el servicio médico de urgencias. El número de teléfono de este servicio dependerá de su lugar de residencia. El servicio de urgencias le informará del lugar al que debe dirigirse o le enviará un médico a casa. Sin embargo, si la emergencia es muy grave o le parece que una vida está en peligro, debería llamar inmediatamente a la policía o a los bomberos.

www.trabajar-en-hessen.es

Farmacias

Casi todos los medicamentos que pueda necesitar puede adquirirlos en la farmacia. Los medicamentos que no necesitan receta también se encuentran normalmente solo en farmacias. Las vitaminas y productos de salud similares también están disponibles en supermercados o parafarmacias (Drogerie).

Por regla general, como asegurado del GKC, la aseguradora se hace cargo del coste de los medicamentos. En función del precio del medicamento deberá abonar un copago por importe de entre 5 y 10 euros. En el caso de los niños, los medicamentos con receta son gratuitos.

Si en su farmacia no disponen del medicamento que necesita, normalmente podrá encargarlo para el día siguiente. A veces, el medicamento se puede conseguir incluso para el mismo día. En general, las farmacias abren hasta las 18:30 h.

Fuera del horario de apertura, también puede conseguir medicamentos con receta en las farmacias de urgencia. El servicio de urgencia se va alternando entre las farmacias. Un calendario expuesto en el exterior le informará de qué farmacias están de guardia en cada momento.

Cuando haya encontrado la farmacia de urgencia, llame al timbre y el farmacéutico o un asistente le atenderán a través de una pequeña ventanilla junto a la puerta (normalmente, las puertas permanecen cerradas fuera de los horarios de apertura). Esto muy práctico en caso de afecciones leves, como dolores de cabeza, resfriados o indigestiones, pero también puede ir a buscar medicamentos con receta si durante el día no ha tenido tiempo de hacerlo (suponiendo que la farmacia disponga del medicamento). Los seguros médicos obligatorios normalmente también se hacen cargo del coste de los medicamentos genéricos con receta, siempre con el copago mencionado.


www.trabajar-en-hessen.es

Hospitales

Si debe ingresar en el hospital, el médico dispondrá una cama para usted y le derivará al especialista correspondiente. Evidentemente, esto no es así en el caso de que haya ingresado en el hospital por urgencias. En función del tipo de seguro médico que tenga, se le acomodará en una habitación individual o de hasta cuatro camas.