www.trabajar-en-hessen.es

Movilidad

The Square in Frankfurt © Fraport AG
www.trabajar-en-hessen.es

Billetes y pases

Puede comprar billetes sueltos para trayectos únicos en cualquiera de las numerosas máquinas expendedoras o adquirir pases válidos para un día, una semana, un mes o incluso todo el año. Cuanto más largo sea el periodo, más a cuenta le saldrá. Los pases se pueden comprar en cualquier mostrador (las horas de atención al público varían según la estación), en determinadas máquinas expendedoras y en numerosos quioscos de prensa. Los pases semanales, mensuales y anuales suelen ser transferibles, lo cual le permite prestárselos a amigos o familiares cuando no los necesite.

La mayoría de los municipios alemanes se rigen por una especie de código de honor para el uso del transporte público. Esto significa que usted compra el billete o pase antes de subirse y normalmente no tiene ni que mostrarlo al entrar. La excepción son los autobuses, a los que a partir de las 8 de la tarde hay que acceder por la puerta delantera y mostrar el billete o pase al conductor.

No piense, sin embargo, que este código de honor es una invitación para viajar gratis. Como hemos mencionado, es un sistema basado en el honor, y aquellos que demuestren no ser honorables tendrán que pagar una multa: equipos de inspectores, casi siempre vestidos de paisano, viajan en las líneas listos para pillar a los malhechores que viajen sin un billete o pase válido. Dado que los inspectores esperan hasta que el tren o autobús ya se ha puesto en marcha, no hay escapatoria.

Si le cazan “viajando en negro” (schwarzfahren), tendrá que pagar en el acto una multa de 40 euros. Si no puede pagar en el momento, le entregarán una denuncia en la que aparecerá indicado el importe de la multa y el lugar al que puede ir para abonarla.

Si no paga en el plazo indicado, le enviarán una notificación a su domicilio (por eso los inspectores insisten en ver su pasaporte, DNI o similar) con una multa más elevada.

Cada vez que ignore el pago de la multa, ésta aumentará hasta que, llegado un punto, le citen ante los tribunales. Es mejor comprar el billete.

www.trabajar-en-hessen.es

Viajar en ferrocarril

El sistema ferroviario alemán (Deutsche Bahn, DB) es famoso por su eficiencia y su extensa red. Muchos viajeros que se desplazan por negocios o por turismo afirman que no solo es más barato, sino también más rápido y más cómodo ir en tren que volar a muchos destinos dentro de Alemania y en los países vecinos.

Al parecer, mucha gente ha llegado a esta conclusión, puesto que en algunas rutas clave, los trenes suelen ir muy llenos. Por ello se recomienda encarecidamente reservar un asiento durante los periodos punta (debe reservar con al menos 24 horas de antelación y la reserva cuesta tres euros por persona y viaje). Los periodos punta incluyen los viernes y domingos por la tarde, así como las tardes y noches al inicio y al final de los días festivos o las vacaciones. Si no hace reserva, seguramente acabará viajando de pie o sentado en los pasillos.

La DB dispone de una excelente página web multilingüe (www.bahn.de) con un planificador de viajes y tarifas especiales. De hecho, muchas de las mejores ofertas de la Deutsche Bahn solo están disponibles en línea o a través de los terminales de autoservicio de las estaciones de tren y no, por algún extraño motivo, en los mostradores de venta de billetes. 

www.trabajar-en-hessen.es

BahnCard

El sistema BahnCard de la Deutsche Bahn puede parecer algo complicado al principio, pero merece la pena que averigüe cuáles son sus opciones, porque el ahorro en los viajes de larga distancia puede ser sustancial.

Existen dos sistemas básicos de descuentos. El primero es el de las tarifas Plan&Spar, que ofrece descuentos del 25 y el 50 por ciento sobre la tarifa estándar si los pasajeros pueden viajar en una fecha y tren determinados. Los billetes tienen que comprarse con al menos tres días de antelación y hay restricciones para los fines de semana. Si cambia su reserva tras la compra tendrá que pagar una tasa adicional.

El segundo sistema de descuento es la BahnCard. La BahnCard 25 cuesta 59 euros al año y ofrece un 25% de descuento en todos los billetes, mientras que la BahnCard 50 cuesta 240 euros y ofrece un 50 por ciento de descuento. Es un sistema de descuento de lo más flexible, pero tiene que calcular si merece la pena el desembolso inicial con respecto al ahorro por billete. Recuerde que la BahnCard anual se renovará automáticamente si no la cancela al menos seis semanas antes de que expire. 

www.trabajar-en-hessen.es

Taxis

El transporte público no es, por supuesto, la única posibilidad para desplazarse por Alemania. Los dos principales medios de transporte privado son los taxis y los coches particulares. Muchos de los recién llegados encuentran que las tarifas de los taxis son un tanto caras en comparación con las que se aplican en su país. Pero recuerde que por ese dinero extra viajará en un cómodo Mercedes último modelo. El importe estándar de la bajada de bandera es de dos euros, con un recargo adicional de 1,60 euros por kilómetro. También se paga un pequeño suplemento por equipaje.

Hay paradas de taxis a la puerta de todas las grandes estaciones de tren. Se supone que los taxistas no deben parar por la calle para recoger pasajeros, pero algunos lo hacen. Llamar para pedir un taxi es más efectivo que intentar parar uno por la calle. Los taxis que se piden por teléfono normalmente solo tardan en llegar entre cinco o diez minutos. 

www.trabajar-en-hessen.es

Conducir en coche por Alemania

Es posible que muchas de las normas de tráfico alemanas difieran de las de su país de origen, por lo que es esencial que se familiarice con las normas básicas y con las señales de tráfico internacionales. Una diferencia suele ser la norma de preferencia de paso: a no ser que se indique lo contrario, los vehículos que se aproximen a una intersección por la derecha tienen preferencia de paso. Recuerde también que los peatones tienen preferencia de paso en el momento en que ponen un pie en un paso de peatones. También tiene que tener en cuenta a los ciclistas que van por los carriles bici, especialmente cuando gire a la derecha.

La primera impresión puede llevarle a pensar que los alemanes aparcan en cualquier sitio, incluso en la acera. Pero, de hecho, las normas de aparcamiento están más reguladas de lo que puede parecer en un principio. Se permite aparcar por lo general a lo largo de las calles, a no ser que una señal indique lo contrario. Las señales indican si está permitido o no aparcar y si tiene que aparcar con dos o cuatro ruedas sobre la acera, o si tiene que poner un disco horario de cartón (Parkscheibe), que puede adquirir en las gasolineras y que se utiliza en las zonas señalizadas de aparcamiento gratuito pero limitado.

En Alemania se utilizan muchos los radares, bien en forma de cámaras fijas para inducir a respetar el límite de velocidad en áreas residenciales, o de unidades móviles camufladas en la parte trasera de una furgoneta o en el arcén de una carretera. En cualquier caso, si el radar le detecta sobrepasando el límite recibirá una multa por correo en un plazo de entre 4 y 6 semanas. 

www.trabajar-en-hessen.es

Conducir por la autopista

Seguro que ha oído hablar mucho acerca de las legendarias autopistas alemanas... y o bien está impaciente por conducir a toda velocidad o bien tiene miedo ante la perspectiva. A continuación le ofrecemos algunas advertencias sobre la conducción por autopista, sea del bando que sea.

Si bien muchos tramos de autopista no tienen límite de velocidad, en otras áreas sí lo hay y está obligado por ley a respetar los límites señalizados. Recuerde que pueden retirarle el permiso de conducir durante un mes o más si le pillan conduciendo a más de 30 km/h por encima del límite señalizado. Las autoridades son especialmente estrictas en los alrededores de las muchas obras de construcción (Baustellen) y en muchas secciones de la autopista hay señales temporales de límite de velocidad, a veces de tan solo 60 km/h, especialmente cuando hace mal tiempo.

En los tramos de la red sin restricciones, la mayoría de los vehículos circulan a entre 120 y 160 km/h, y algunos otros de gran potencia superan estas velocidades. La velocidad que los expertos en tráfico gubernamentales recomiendan como segura en los tramos no restringidos es de 130 km/h.

Huelga decir que la autopista puede ser peligrosa. Es especialmente importante recordar que, a esas velocidades tan elevadas, la distancia entre usted y un camión o coche que circule más lento delante de usted se reduce con mucha mayor rapidez de lo que está habituado, y que los coches parecen aparecer de la nada en el espejo retrovisor.

La norma básica para conducir en la autopista es que solo está permitido adelantar por la izquierda. En cuanto haya adelantado a alguien, debe ponerse a la derecha. De hecho, los alemanes cumplen religiosamente esta norma básica, lo cual es la clave para que el tráfico fluya sin problemas a estas elevadas velocidades. No obstante, algunos conductores son agresivos y se pegan al de delante incluso a esas velocidades vertiginosas.

Si bien estas prácticas han sido prohibidas recientemente, echar las luces o poner el intermitente de la izquierda son formas que los conductores de los vehículos que le siguen utilizan para indicar que desean adelantarle. Si esto le sucede, cambie al siguiente carril a su derecha lo antes posible. En realidad, lo mejor es que conduzca por el carril situado más a la derecha hasta que haya acumulado algo de experiencia.

Si desea información muy detallada sobre cómo desplazarse en Alemania, puede visitar la página www.gettingaroundgermany.info.